TRAVESÍA TUDANCA – SAJA


Dificultad media:
14 kilómetros y 635 metros de subida.

Descripción del recorrido:

En otoño la reserva del Saja permite disfrutar de los colores otoñales de robles y hayas. Comenzaremos nuestra ruta en el pueblo de Tudanca, en el valle del Nansa. Pueblo con una arquitectura popular interesante, declarado conjunto histórico-artístico, destaca la famosa Casona de José M a de Cossío, que en la actualidad es un museo que podemos visitar. Subiremos las “pindias” cuestas hacia el Prau Concejo, prados comunales de siega que servían para alimentar el ganado durante el invierno y cuya hierba era transportada por basnas, especie de trineos tirados por vacas y hechos de madera de haya, ya que la fuerte pendiente que debe salvarse desde el prado al pueblo no permite el uso de carros. Pasaremos por el mirador de la Porcada desde el que se observa gran parte del valle del Nansa, con los pueblos de Lastra, Tudanca y Santotís y sus terrazgos abancalados.

Una vez superada la pendiente y cruzada la pradería y un gran avellanar, llegaremos al Collado de Carraceo, que da paso a la vertiente del Saja. Comenzaremos un ligero descenso a través de la Reserva Nacional del Saja entre robles y hayas hasta el Puente de la Cueva del Poyo donde el arroyo Cueva que hemos seguido desemboca en el río Saja, junto a la carretera de Palombera. Siguiendo esta carretera dos kilómetros hacia el norte llegaremos al pueblo de Saja, final de nuestra travesía.

Esta travesía es una de las etapas del sendero de largo recorrido de la Reserva del Saja, que en ocho etapas discurre entre Barcena de Pie de Concha y Sotres.

 

Anuncios